'Algo irrepetible que no se me olvidará nunca'


Pablo Revuelto de Miguel
En mayo 2017 nuestro alumno (entonces en 4º de ESO) regresó de su intercambio en Colorado (Estados Unidos) en el Alexander Dawson School y ha querido compartir con nosotros su experiencia en esta entrevista. [Para ver noticias anteriores sobre Pablo Revuelto, clic aquí]

¿Cuáles fueron los criterios de selección para el intercambio de Colorado?
Fue una selección basada fundamentalmente en las notas y la actitud en 3º de ESO, aunque también influyeron factores como la situación o predisposición de la familia. Había muchos destinos de intercambio, tanto en Estados Unidos como en Canadá. Y además tuve la suerte de que cayeron conmigo buenos amigos.


Cuando supiste que se seleccionaba en base a estos criterios, ¿te motivó para esforzarte más en tus resultados académicos?
En cierto modo. Yo ya sabía que los intercambios se decidían básicamente por las notas, pero tras decirle Julián a mis padres en una tutoría en 3º de ESO que yo tenía posibilidades, sí es cierto que me motivó a esforzarme más.

¿Cuál fue tu reacción cuando te comunicó tu tutor que fuiste seleccionado?
Me alegré mucho, ya que siempre había querido ir a los Estados Unidos, pero me sorprendió más la reacción de mis padres, que se alegraron mucho al enterarse.

¿Cómo fueron las semanas previas al intercambio?
Fueron normales, ya que era mi intercambio el que venía primero, me sentía muy nervioso pero más lo estaría mi intercambio, Carter.

¿Cómo fueron los primeros contactos con tu intercambio de Colorado?
Fue primero por e-mail, hasta que me empezó a seguir en Instagram y hablábamos más a menudo. Más tarde se instaló Whatsapp y hablábamos por ahí.


¿Qué es lo que más te ha impresionado de tu estancia en Colorado?
La verdad es que Estados Unidos es muy parecido a como me lo había imaginado, pero la cultura me impresionó mucho, la forma de pensar que tenían los americanos y su manera de actuar.

¿Qué crees que te ha aportado en tu formación personal tu estancia en Estados Unidos?
Pienso que mi inglés ha mejorado bastante y lo de vivir en un país que no conoces y conocer tan profundamente una cultura como la americana, haciendo amigos allí y haciendo las mismas cosas que ellos hacen es algo irrepetible que no se me olvidará nunca.


En cuanto a la relación con tu intercambio y su familia, ¿cuál es tu valoración?
Mi valoración es prácticamente la máxima que se le pueda dar. Carter me ayudó mucho con el colegio, me presentó a mucha gente y me apuntó a las actividades que él hacía, como tenis. En cuanto a la familia también me trataron muy bien, se preocuparon mucho por mí y me ayudaban con lo que necesitaba. Me llevé muy bien con ellos, me presentaron a las abuelas y a los tíos. De hecho, su familia y la mía congeniaron mucho y van a venir a visitarnos el verano de 2018.
Por otro lado, yo hablo a menudo con Carter y me cuenta cómo le va. Además, él quiere estudiar en la academia de la Fuerza Aérea y, al saber español, estar destinado aquí.

¿Cómo eran las clases en el Alexander Dawson school?
Eran muy diferentes a como son en nuestro Colegio. Ellos estudiaban cosas más específicas y su manera de hacerlo era más experimental, sin embargo, su nivel académico era más bajo que el nuestro y a pesar de eso tenían horas libres durante el día. Entraban a las ocho y media y salían a las tres y veinte de la tarde.

¿Qué valoración haces del uso que le has dado a tu inglés?
Al estar continuamente oyendo y hablando únicamente inglés, llega un momento en el que el oído se hace al idioma y empiezas a entender prácticamente todo lo que dicen, lo cual está bastante bien.

¿Qué es lo que más valoras de tu estancia en Estados Unidos?
Lo que más valoro es que nos hayan llevado a conocer Nueva York y a conocer la cultura, pero creo que valoro aún más los amigos que hice allí, la gente que conocí y las frases que me repetía la familia de que “siempre tendrás una casa aquí”.


¿Crees que tu estancia en Estados Unidos ha podido influir en tu forma de ser?
Creo que sí ha influido algo, he ganado en autonomía e independencia y también me ha hecho ver que hay que aprovechar las oportunidades que se tienen.

¿Cómo fue la despedida de tu familia e intercambio?
Fue muy triste, porque llevaban prácticamente toda esa semana haciéndome regalos y llevándome a sitios interesantes como forma de despedirse, y el día que me tuve que ir, no quería irme, la madre de Carter se puso a llorar y hoy en día les echo de menos.

¡Muchas gracias por compartir tus experiencias!
De nada.