Menú e información acerca del comedor

Todos nuestros alumnos utilizan el comedor del Colegio diariamente. Durante la comida ayudan a los alumnos un amplio número de monitoras que pertenecen al personal del Colegio. Además asisten al comedor, al mismo tiempo, los profesores de los alumnos.

Los padres pueden optar por que sus hijos traigan al Colegio su propia comida o por contratar anualmente la comida que prepara dentro de nuestras instalaciones una compañía de cátering especializada. El servicio de comedor que el Colegio tiene establecido con dicho cátering, ofrece a nuestros alumnos una dieta equilibrada y adaptada a cada circunstancia (religiosa, médica,...). En ese sentido, contamos a diario con posibilidad de menú hipocalórico, sin cerdo, sin lácteos, sin huevo, sin lácteos y huevo, para diabéticos, para celíacos, dieta blanda, etc.
En uno u otro caso, las normas de buena educación en la mesa y el servicio de comedor son obligatorios.
Información importante para alumnos que traen comida de casa ('canasto'):
Los alimentos deben venir siempre en recipientes térmicos que deben estar correctamente identificados con el nombre completo y curso del alumno.
La administración competente en materia de sanidad recomienda que el contenido de estos recipientes esté preparado para ser directamente consumido en el plato y evitar así su manipulación.
No están permitidos, bajo ningún concepto, las bolsas, los 'tupper', u otro tipo de recipiente que no cumpla las características de 'termo' (e incluso éstos o los canastos que los contienen, si no están limpios y no garantizan las normas de higiene y conservación de los alimentos).
Sólo están permitidos alimentos en los que sea obligado el uso de los cubiertos, por lo que quedan excluidos los bocadillos, las hamburguesas, 'burritos', sandwiches,… Si traen pizza deberá estar totalmente lista para ser consumida con cuchillo y tenedor.
Si por algún motivo excepcional los padres traen la comida de su hijo una vez comenzada la jornada escolar, deberán dejarla en Secretaría (de Infantil si el alumno es de I3 a P4 o Principal si es de P5 a B2). Si algún día el alumno no trae su comida, o al destapar el termo, el contenido se halla en malas condiciones, se le servirá la comida elaborada en la cocina del Colegio y tras la correspondiente información a la familia por parte del tutor, tendrá que hacer uso de un bono-comedor.
Es aconsejable que el menú que traiga el alumno de su casa, sea del mismo grupo de alimentos que se indica en el menú escolar que aparece en esta web.
Para consultar el menú del presente mes, haga clic aquí
Recomendaciones para la elaboración de las comidas que se traen de casa:
Ponemos a disposición de los padres de alumnos que traen al Colegio comida, una serie de recomendaciones para su elaboración, a efecto de evitar su contaminación y de que mantengan unas adecuadas condiciones de seguridad alimentaria. Dichas recomendaciones parten de la base de que los alimentos se deben elaborar el día anterior y se distingue entre cuatro tipos de alimentos:
  1. Alimentos que no requieren una temperatura regulada: pan, fruta, postres lácteos esterilizados, dulces (envasados). No requieren una recomendación especial, sólo lavar cuidadosamente la fruta que se consuma con piel.
  2. Alimentos que se consumen en frío: ensaladas, gazpachos, salmorejo, etc. Las verduras utilizadas para consumo en crudo serán previamente lavadas. Se elaboran y se introducen en el compartimento del recipiente térmico y se guardan en el refrigerador. A la mañana siguiente se coloca en el termo para transportarlo al colegio.
  3. Alimentos que se consumen en frío pero que algunos ingredientes son sometidos a tratamiento térmico: ensaladas de pasta, ensaladas de arroz,.. Los ingredientes que sufren tratamiento térmico deben refrigerarse antes de mezclarse con los otros que no lo requieren. Luego se introducen en su compartimento. Guardar toda la noche en refrigeración y transportar al colegio en el termo.
  4. Alimentos que se elaboran en caliente y se consumen en caliente: potajes, estofados, pastas, arroces… Se elaboran como de costumbre. Una vez sufrido el tratamiento térmico, bajar la temperatura (nunca más de dos horas a temperatura ambiente), hasta poder introducir en refrigeración. Dejar toda la noche en el frigorífico. Antes de introducir en el termo, someter la ración a un tratamiento térmico muy elevado, de forma que llegue a ebullición y todo el producto alcance altas temperaturas. Una vez calentado, introducir la ración en el termo. Es aconsejable que el compartimento en el que se traiga este tipo de alimento , previamente se haya calentado con agua a una temperatura elevada.
Consejos:
  • Utilizar recipientes térmicos y bolsos isotermos de calidad para que mantengan la temperatura el máximo tiempo posible.
  • Emplear utensilios muy limpios.
  • No incluir productos de pastelería o repostería elaborados en casa.
  • Las carnes y alimentos a base de huevos (tortillas) deben estar bien cocinadas, evitando en la medida de lo posible que queden partes crudas o poco hechas.
Recomendaciones elaboradas con la colaboración de Doña Rocío Delgado Ruiz, experta en seguridad alimentaria, Inspectora del Cuerpo Superior Facultativo de Instituciones Sanitarias (cuerpo A4, especialidad veterinaria) de la Junta de Andalucía.