La comunicación permanente entre familia y Colegio


En nuestro Ideario se alude a la decisiva importancia que asigna el Colegio a la co-participación con los padres del alumno en su proceso educativo.

Al servicio de este objetivo se sitúan múltiples medidas, características del Colegio:
  • Esta misma web.
  • La aplicación para móviles y tabletas de Aula1.
  • El folleto ilustrado de admisiones (Ideario).
  • Las reuniones-conferencias de comienzos de cada curso, con la exposición detallada de las características del año académico que se inicia.
  • Los informes de grados a través de la plataforma web con claves. Un pequeño capítulo por cada una de las quincenas lectivas (= “grados”) del año. Respecto de cada una de ellas se indican- tanto a él como a sus padres- cuáles serán los temas que se tratarán en cada una de las asignaturas durante esos mismos días. Las ventajas asociadas a este esfuerzo resultan evidentes. Señalemos, de momento, sólo dos: se le proporciona un mayor rigor al cumplimiento de la programación establecida para cada asignatura (= todos los temarios se completan según el calendario previsto) y, en segundo lugar, los padres permanecen informados acerca de sus avances o retrasos académicos y de su comportamiento, o bien interesándose y alentando el interés por el alumno por el tema (“Así que estáis dando ahora el gótico, ¿no?”), gratificando afectivamente su esfuerzo, etc. Ello no equivale a pretender convertir a los padres en profesores particulares ni en especialistas en cada tema: hay, evidentemente, un ámbito profesional que corresponde al profesional que es el profesor de cada área, que aplica sus propios conocimientos y métodos especializados. Pero aprender es una aventura tan decisiva para la vida del hijo que la vale la pena permanecer asomados familiarmente a ella, compartirla. Por último co-participar del paisaje al que el alumno se asoma durante tantas horas al día desde el ámbito de la vida familiar, le ayuda a integrar todo aquello en su “vida real”, teñida de afectos y de intereses profundos, a no hacer de “lo académico” un mundo artificial, menos auténtico en su realidad que el resto de sus vivencias.
  • Los actos y conferencias (inauguración, graduación, fiestas, etc.) establecidos en el calendario de cada año.
  • Las reuniones-consultas de tutoría individual. El Tutor General del alumno (figura fundamental de nuestro organigrama) convoca periódicamente o cada vez que lo estima conveniente a una reunión individual para comentar su evolución. Por su parte, los padres solicitan, cada vez que lo desean, una reunión con el Tutor General de su hijo en su despacho.
  • La Agenda Escolar de cada alumno. Se trata de un libro agenda confeccionado para el alumno individualmente, editado y mantenido al día. No se usa en todos los cursos (por razones obvias, por ejemplo, no se utiliza en los alumnos más pequeños) y su función se sustituye por comunicaciones directas.

La Agenda de cada alumno contiene:
  • Una explicación dirigida al alumno de todas las características de su Colegio y de su año académico en concreto, las normas de régimen interior y, en general, cuanta información se estima puede serle útil.
  • Su horario de clases, nombres de sus profesores y de su Tutor General.
  • Un apartado en el que se anotan las comunicaciones escritas entre el profesor y familia.