Nunca la educación fue tan necesaria como lo es hoy


El trepidante progreso de la tecnología hace que el conocimiento recién nacido se vuelva rápidamente obsoleto y que el mercado laboral sea una incógnita.

Y nunca la escuela estuvo tan en crisis y desorientada como lo está hoy
La incesante innovación educativa que zarandea a la escuela es un caballo desbocado que no encuentra su agalma.
Leer artículo completo en el blog del tutor D. Eduardo Armenteros