Sobre los grupos de Whatsapp de padres


El Smartphone nos ha cambiado la vida. Nunca la tecnología, ni siquiera cuando no era tan sofisticada como lo es ahora, ha sido inocua. Siempre ha ido cambiado la vida de las sociedades a medida que éstas las fueron incorporando al día a día.
En concreto, el Smartphone nos ha hecho capaces de vivir en permanente comunicación sincrónica con todo y con todos. Al instante, estemos donde estemos, contactamos con quien deseamos. Y además online estamos al tanto cuanto pasa en el mundo. Esto tiene enormes ventajas, tantas que es inimaginable e indeseable regresar a la situación anterior. “¿Cómo podíamos vivir hasta hace unos pocos años sin Internet en el teléfono móvil?”, nos preguntamos admirados.
Mas también este hito tecnológico tiene algunos inconvenientes que estamos aprendiendo a sortear. Por ejemplo, cada vez es más frecuente que el trabajo acabe no cuando salimos de él... sino cuando suena el último whatsapp o nos entra el último email. A menudo, el trabajo nos acompaña siempre. Desconectar, para empezar a descansar, no es fácil. Es un signo de este tiempo.
>>Haga clic aquí para leer el artículo completo en el blog del tutor D. Eduardo Armenteros