Consejos para la adaptación del niño entre 3 y 5 años en los primeros días


Pocos recordamos nuestro primer día de colegio, aun siendo uno de los más importantes de nuestra vida. Sin embargo nuestros padres sí que lo recuerdan a la perfección. Esto muestra la importancia de la actuación de los padres en esos días.

El sentido común debe guiar nuestras actuaciones. Con todo, les ofrecemos información y algunos consejos sobre la adaptación del niño entre tres y cinco años en sus primeros días en el Colegio.

En el primer día de colegio, nuestros hijos abandonan su ambiente afectivo y/o familiar habitual (donde conocen perfectamente su rol) para entrar en un contexto diferente, con niños y adultos que aún no son de su confianza.
¿Recuerdan la noche anterior a su primera entrevista laboral o la previa a su incorporación a aquella nueva empresa? Inquietud, inseguridad, miedo, temor… Es algo parecido a lo que pueden sentir nuestros hijos en sus primeros días, unido a un sentimiento de abandono.
¿Cómo lo exteriorizan? La mayoría lo hará llorando desconsoladamente, haciéndole “pucheritos” o mostrándose apáticos e indiferentes.

Durante los días previos y en el periodo de adaptación pueden presentarse algunos síntomas como inquietud en el sueño, falta de apetito, dolor de barriga y en algunos casos hasta fiebre. Los padres, en colaboración con los educadores, formamos una parte indispensable del proceso de adaptación de nuestros hijos a la escuela. Por eso les mostramos unas sencillas pautas que ayudarán a alcanzar con éxito la adaptación escolar de los niños:
  • Si nunca se ha separado de su hijo comience con un “ensayo”. Déjelo largos ratos con familiares y amigos en los días previos.
  • Cuéntele lo que se va a encontrar en su primer día de Colegio. Recuérdele la visita al centro que realizaron y háblele de los compañeros que va a conocer, de sus maestros; siempre en positivo y con entusiasmo.
  • Prepare la mochila con su hijo. Explíquele para que utilizará lo que lleva.
  • Acompáñelo al Colegio.
  • No prolongue el adiós. No le muestre la inseguridad o angustia -perfectamente comprensible por otro lado- que usted pueda tener.
  • Evite las faltas sin justificar, sobre todo en las primeras semanas.
  • Pregúntele qué ha hecho durante el día y felicítele por el esfuerzo que ha realizado.
  • Adapte su rutina, en la medida de sus posibilidades, a los nuevos horarios del Colegio.
  • No compare a su hijo con hermanos, otros familiares, conocidos, compañeros. Cada niño tiene su propio período natural de adaptación. Sea paciente y busque el consejo de su Tutor.
Departamento de Orientación Psicopedagógica